Entradas

San Jorge y el dragón (cuento bastante versionado)

Érase una vez un país pequeño y hermoso en que vivían, felices como perdices, muchos hombres y mujeres. Un día, nadie sabe cómo, un dragón remalo de verdad apareció en el bosque. Era grande y volaba y sacaba humo y fuego, de modo que todo lo que se le ponía por delante pasaba a ser ceniza. Atemorizó a todos los habitantes, porque les atacaba y se comía a las ovejas, a las vacas y a las gallinas. De nada servían las altas murallas de piedra. Los hombres de aquella ciudad no sabían qué hacer porque aquella bestia estaba acabando con sus animales. Llegó el temido día en que la fiera atroz se comió al último animal, un caballo que ayudaba al molinero. El miedo de todos se hizo todavía mayor. Como no sabían qué hacer, fueron a ver al rey. Para sorpresa de todos, se encontraba acariciando a su inmenso y exótico gato: un animal suculento como pocos. —Majestad —comenzó con gran respeto el molinero, tras una insuperable reverencia. —Decidme, amigo molinero —respondió el…

Thor y los problemas

Hasta el último hombre (ese peliculón): las tres cuerdas de la vocación personal

Puedes resbalar.... ¡cuanto quieras!

Descubrir quién eres: Vaiana y Spiderman (y todos nosotros)

Lo bueno de ser cristiano II (puritanismos, el desprestigio del sexo y demás)

La Navidad desde dentro (y, claro, hacia afuera) [POST LARGUÍSIMO Y SABROSO]