19 de marzo: San José

Unas ideas en un día tan especial.
San José, el día del padre. Él, que fue padre putativo (se pensaba que
era el padre) de Jesús. Por cierto que de esa expresión viene lo de
Pepe, por lo visto: Pater Putativus, P.P. Simpático. Y más que
simpático, es aleccionador el hecho de que celebremos el día del padre
en su fiesta. San José no fue, como todo el mundo sabe, el padre
biológico de Jesús. A pesar de eso, la Iglesia -y la cultura europea,
que tiene raíces cristianas- lo propone como modelo. Es una manera de
dar por sentado que ser padre es mucho más que un hecho biológico. Los
perros también se reproducen, pero no son padres. Que cada cual estire
del hilo.
Otra idea. San José, en su otra fiesta, el día 1 de mayo, patrón del
trabajador. Era, por encima de todo, un marido currante. Hecho
fundamental para ser un buen padre. Pero no único. Hay quien se mata a
trabajar y no ve a su familia. A veces, sin culpa. Gran día para
pensar en ello.
Otra idea: San José, día del seminarista. Explicaba La Vanguardia que
"El número de seminaristas crece un 4,2%, pero no todos son
catalanes". Obviemos la segunda parte, que es mezclar. La primera es
una gran noticia: los jóvenes siguen siendo generosos.
Vistas estas ideas, se ve que San José está presente en las etapas más
importantes de cada hombre: su paternidad o entrega, y la elección de
su trabajo. No está nada mal. Compensa llamarse como él y que te
proteja. Y me río yo abiertamente de quienes sonríen al leer el "que
te proteja".
Última cosa, comentario, más que ide. De un amigo mío hace unos
días:"Yo admiro a mi padre". Así debe ser. Yo también.

Comentarios