Sí, quiero

¿Alguien se imagina que en la boda la respuesta fuera "sí, me apetece" o "sí, me gustas ahora"?
"Quiero" es algo más. Pero por eso mismo, hay que ir alimentando a diario ese quiero, para que no gane el "ya no me apetece", o el "me apetece más la vecina". Conclusión: échale cabeza y hechos diarios -hechos, no sólo sensaciones más o menos agradables, o sentimientos más o menos favorables- a tu compromiso.
(ya otro día le damos más vueltas)

Comentarios

Nacho Guirao ha dicho que…
Jajaja sería muy surrealista el ... "Sí, me apetece". Pero no me extrañaría, con la de divorcios que hay, que hubiese gente que externalizara el "sí quiero" escondiendo la primera cita. (cambio sustancial, con los mismos accidentes, en la frase hahaha Aristóteles en cabina, siempre ahí, nunca falla)
Jose; un saludo y merci por estas cartas. Puro realismo; a veces difícil de aceptar.