La educación que segrega (y demás)

[Post larguísimo. Iba a decir que lo lamento. Pero no. Al fin y al cabo, no es obligatorio leerlo]

Vuelvo de la desconexión total estival y encuentro el revuelo de siempre y por lo de siempre: escuelas demonizadas ¡porque segregan! Así: segregan. 
Segregar. Esa palabra que pudre todo lo que toca. 
Vale. Dice la RAE que segregar viene del latín "segregāre". Y significa -en castellano, al menos- una de estas tres cosas: 
1. tr. Separar o apartar algo de otra u otras cosas. 
2. tr. Separar y marginar a una persona o a un grupo de personas por motivos sociales, políticos o culturales. 
3. tr. Secretar, excretar, expeler.

Visto esto, ¿qué significa que una escuela segrega? Me imagino que deben de referirse a que marginan a una persona por motivos sociales, políticos o culturales. ¿A quién segrega? ¿Al que no va a esa escuela? Hasta donde yo sé, allí donde se abre una escuela para niños, se abre otra para niñas. Por motivos -ahora sí lo diré- educativos y pedagógicos, que no es lo mismo. En otros países, y en este, funciona ese tipo de educación parecido al que se hace en las familias: dar a cada uno lo propio, tratar de modo distinto a quienes son distintos. Por eso se les llama de educación diferenciada. ¿No estamos ya todos hartos de oír conclusiones científicas que explican que el cerebro femenino no es como el masculino, que las mujeres pueden hacer dos cosas a la vez, etcétera...? Pues ¿qué?

(Por cierto. ¿Segrega el Barça cuando no deja que una chica juegue en el equipo de hombres? No, porque se sobreentienden dos cosas: que los hombres juegan como hombres; y que hay un equipo para mujeres. No siempre es cierto esto segundo, por cierto. )

(Por cierto 2. No deja de tener gracia el origen de "segregare". Se-gregar proviene de grex, gregis: rebaño y la partícula se-, que implica algo así como "sacar de" o "alejar". Se-gregar es sacar del rebaño. Que los hombres podemos acabar siendo un rebaño está claro. Las masas son incontrolables. Pero el hombre no es un cordero. Bien se puede decir que toda educación tendría que segregar, en este sentido. Hasta acabar con el rebaño, y que cada cual sea el pastor de su vida. Hasta Marx quería eso, a su manera. Cosa que implica, por cierto, que daba por hecho que había un rebaño, del que él no formaba parte. ¿Era Marx elitista? Of course, my dear... Era una rata de biblioteca.)

Pero ahora que lo veo... ¿a qué tanta tontería de etimologías y latín? Si es mucho más sencillo. Se trata de que hay gente que no quiere que reciban dinero público las escuelas que enseñan bajo la inspiración del humanismo cristiano (sean o no del Opus Dei). Dicho todavía mejor y más claro. No quieren que haya escuelas como esas. Ninguna. Si reciben dinero o no, les da igual. Todo lo que sea religión (principalmente católica, porque es la que dice tener la verdad) es necio, estúpido, esclaviza al hombre, lo reprime y lo empequeñece. Me parece que los oigo gritar (por dentro y por fuera): "Basta de curas y monjas. A la horca con ellos". O algo así. Así de razonado. Digo yo. Es un ejercicio de libertad increíble. Y de visión amplia... Como la pública no está en general al nivel que desearíamos (yo también), bajemos a todas a ese nivel, que no nos hagan sombra. Eso hacían los tiranos, como bien cuenta Aristóteles.

Supongo que prefieren educar bajo la inspiración materialista, o sincretista, o hedonista, o anarquista. "Sin inspiración", dirá alguien, con un cabreo. No es posible, amigo. Todo el que educa lo hace desde su lugar. Incluso quien, por ser democrático, explica todas las posturas. La suya es una postura -simplistamente- democrática. Eso, suponiendo que sea verdad que las explique todas: la estupidez humana (la mía, primero) es inmensa. Hay gente que ha llegado a decir que él mismo no existe. O que depende. "¿Y qué?", responde el de antes. Pues que también hay quien quiere ser educado bajo el prisma cristiano. Así te lo narro. ¿Es eso malo? Que le pregunten a Dante. O a Shakespeare. O a Gaudí. O a los millones de gente que en veintiún siglos ha sido educado así, y le ha ido mal. "A algunos les ha ido mal". Ya. También hay Ferraris que se estropean. Pero no por eso dejan de ser cochazos. Más en concreto: a nadie con cerebro se le ocurre pensar que el Ferrari (así, en general) sea malo porque algunos no funcionen bien. Más bien se dice que esos se han estropeado: que lo previsto no se ha llevado a término. Porque, de hecho, sí funcionan -y muy bien- todos los que no han tenido problemas de construcción. Su diseño es buenísimo).

Otros se quejan porque son escuelas muy caras. Eso, por cierto, se arreglaría si estuvieran subvencionadas. Hacerlas privadas hace que quienes tengan menos dinero dependan de las becas que los colegios ofrecen. Un colegio es algo muy caro: los profesores, y el mantenimiento, y las múltiples cosas con que debe contar por ley...

En resumen: lo que pasa es que hay quienes segregan... bilis. Y ese líquido amargo no deja pensar. Y quien no piensa se equivoca.

(Lo digo, sobre todo, porque si es cuestión de...
a. dinero... Los colegios concertados reciben menos que los públicos, y son tratados como ellos... sólo en los recortes
b. pedagogía... ¡Viva la libertad! De los padres, y de los maestros: se puede educar de muchas maneras. Si funciona... Y funciona. En otros países, no sólo se usa esta opción, sino que son los colegios públicos quienes la toman como propia.
c. Libertad... Pues que dejen a los padres elegir, siempre que lo que elijan no sea un peligro público para los demás, algo patentemente malo. No es el caso.)

Comentarios

PCDN ha dicho que…
Es largo pero intenso, y cierto.
Digo yo que si pago mis impuestos, tengo derecho a recibir la educación de mis hijos igual que los demás, por tanto no deben segregarme por optar libremente por una opción educativa demostradamente válida.
Por cierto, en los lavabos públicos me segregan constantemente. Y nadie dice nada. Viva la libertad.
jose quintano ha dicho que…
Muchas gracias, PCDN. Ciertamente, en muchas cosas perdemos la cabeza. Nuestro siglo es, entre otras muchas cosas, contradictorio. Tú señalas un ejemplo. Y hay cientos más.