Lecciones olímpicas X: atletas y redes sociales (Emily Seebohm)

La australiana Emily Seebohm logró establecer un nuevo récord olímpico en la clasificación para la final de 100 metros estilo espalda en Londres 2012. Sin embargo, no consiguió llevarse la medalla de oro. Seebohm confesó a la prensa que había psado mucho tiempo en Twitter y Facebook, y eso pudo haber afectado a su rendimiento: no durmió bien porque estuvo respondiendo los mensajes que le deseaban lo mejor.
Tras su derrota, consideró que tal vez podría haber respondido después de competir. En sus palabras: "Quizá comencé a creer que ya había ganado la medalla de oro antes de nadar y ni siquiera había competido. No sé, sentí como queno podía dejar las redes sociales y concentrarme en la (competición)".Toma del frasco, Carrasco. El cuento de la lechera en versión 2.0.
 Lo mismo nos ocurre a todos en época de exámenes. O, simplemente, en épocas normales. A mucho adolescentes -y no tan adolescentes- les dan las uvas consultando facebook. Y luego aprueba su tía. pero no ellos. Tan fácil como que no duermen... sino en clase. La vida. Conviene estar al tanto del poder adictivo de esas redes sociales. El hombre necesita verse y sentirse querido. Si la vida off-line no funciona, siempre nos queda la online. Ojalá encontremos nuestro punto medio en el uso de esas redes, tan aprovechables.

Comentarios