Los hijos como medios (o incluso derechos) [post algo ladrillo]

Miguel Bosé ha decidido tener un hijo. "Necesitaba complicarme la vida", razonaba en una reciente entrevista que le hicieron en el magazine de El País. Y por eso tengo un hijo. Quizás la frase que he cogido no explique bien su manera de pensar. Ahora lo hago: ya no sé qué hacer con mi vida. Me aburro. Voy a tener un hijo. A eso se le llama -y es una postura que se da a menudo hoy día- poner al hijo como medio para llegar a la propia perfección o felicidad. El hijo como colofón final a una vida dedicada a mí mismo. Dicho de otro modo, mucho más claro: usar a alguien como medio. Eso ha hecho el esclavismo, por citar alguna costumbre denigrante. Lo mismo ocurre cuando uno habla del derecho a tener un hijo. Propiamente hablando, el hijo es un don. Y un ser libre: personal. No digo que no haga ilusión tener un niño. Digo que las ilusiones no lo son todo. Son malas jueces de lo que está bien o no. Como los sentimientos o las pasiones.
Bien, pues ahí va una respuesta. "Pues todos los seres racionales están sujetos a la ley de que cada uno de ellos debe tratarse a sí mismo y tratar a todos los demás, nunca como simple medio, sino siempre al mismo tiempo como fin en sí mismo". Kant puro y duro en su "Fundamentación para de la metafísica de las costumbres", el libro en el que pretende fundamentar todo su pensamiento ético. Un pequeño ladrillo lleno de frases como ésta: claras y contundentes. No es católico. No sólo eso, al menos. Es humano.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Realmente este artículo me ha resultado de utilidad.
Aunque tengo que decir que ciertos artículos diferente no me convenció tanto, el de hoy me ha gustado
bastante.
Gracias
Also visit my blog - eva
jose quintano ha dicho que…
La vida misma: nunca llueve a gusto de todos.