Un poquito de carpe diem!

No sé, a mí me pasa. De vez en cuando, te vienen frases a la cabeza. Pues estas vinieron ayer. Me estaba despidiendo de un amigo y le dije "Pórtate bien", como suelo hacer. Lo novedoso fue que, a esas dos, siguieron una cuantas palabras más: Pórtate bien "ahora", sin acordarte de "ayer", que ya pasó, y sin preocuparte de "mañana", que no sabes si llegará para ti.
Tal como está el mundo, si dijéramos que son de Confucio, o un simple proverbio árabe, todo el mundo las copiaría en su muro, y las retweetearía. Pero no, es el punto 253 de "Camino", ese best-seller
espiritual. Y son dignas de consideración, más que de retweet (aunque también de eso, claro).
El carpe diem! no es obligatoriamente algo rudo y sensualote: pagano. Puede ser -debe ser- algo más amplio, que contenga también las acciones buenas, y no sólo los placeres. (Algunos de los cuales, por
cierto, quedarán fuera por algo mejor.)
Y es, además, un protector psciológico brutal, porque es realista: pórtate bien ahora, sin obsesiones. El pasado, ya pasó: corrígelo ahora. El futuro, ya veremos si llega: prepáralo ahora. (Ya cada cual deduzca sus conclusiones. Odio el tonillo de gurú o e-predicador. )


Comentarios

Miguel Dionis Raurell ha dicho que…
Pues el tonillo ha estado... Joseeeeee
jose quintano ha dicho que…
Lo sé: por eso lo puse. No era un "como lo odio no lo pondré", sino un "¡cielos, odio el tonillo que he usado! Lo dejo aquí.."
Me dio pereza cambiarlo. Jajaja