Batería baja

¡Qué fácil sería ser un electrodoméstico!
Uno iría funcionando y, cada cierto tiempo, nos enchufarían. En caso de que pasara demasiado tiempo sin energía inyectada, daríamos el mensaje ("low battery" o "batería baja") y listos: corriendo iría nuestro amo a darnos comida.
Pero el hombre no es tan sencillo. Somos complicados y no es tan fácil reconocer que a uno le falta la batería, que se está quedando uno sin recursos.No por orgullo solamente. Es que en ocasiones no se da cuenta uno. No somos evidentes, gracias a Dios.
Además, tampoco es evidente cuál es nuestra fuente de energía, el lugar al que ir y volver para alimentarse, funcionar debidamente y no apagarse cuando no toca. Quizás ese "cuando no toca" sea una buena pista. Porque hay que parar, hay que dormir, hay que poner cada cosa en su sitio.
No somos ángeles: tenemos un cuerpo (somos un cuerpo animado o un alma encarnada. Sobre esto, páginas y páginas...). Y hay que cuidarlo. Sí, aquel "Mens sana in corpore sano". Decía Santo Tomás que para la lucha (la que exije ser un hombre cabal) es necesario un mínimo de confort, de bienestar. Los nervios, como las cuerdas, se rompen si están sometidas a una tensión continua. "Tenemos un tigre a la espalda", decía Freud. No sé yo. Pero sí sé que conviene hacer deporte y sacar la bestia que llevamos dentro. Pasear, ni que sea. Salir de la ciudad: ir al campo, ver la montaña, respirar aire que no lleve polución, ver el cielo limpio, pisar hojas secas en un sendero penumbroso...
No es verdad que el cristianismo maldiga al cuerpo. Eso es maniqueísmo, contra el que pugnó intelectualmente San Agustín. El cuerpo es inseparable de mi yo, y con él vamos a ser premiados al fin y al cabo. 
Para acabar, no está de más comentar el contrapunto: que no sólo somos cuerpo.También la mente debe descansar. Hay que ocuparse de darle otras aficiones, de emplear el cerebrito en más de una parte. Los hobbies que uno puede tener ayudan: leer, tocar un instrumento, pintar, coser, cocinar, lavar el coche, sacar al perro, tomar cervezas con amigos y discutir, ver películas y comentarlas, cantar. Cantar. Cantar.
And so on...

Comentarios